Refinanciación

REFINANCIACIÓN

La refinanciación de deuda radica en la unificación de todas las operaciones de financiación de una persona particular o empresa en una única operación, resultándole más favorable que el conjunto de operaciones por separado.

Cuando un cliente se plantea la refinanciación de capital privado, suele ser por dos razones: La primera puede ser porque no se vaya a poder pagar el préstamo o ya tenga cuotas vencidas (préstamo impagado) y la segunda razón, es porque quiera mejorar las condiciones de su préstamo actual. Es por esto, que la refinanciación de deudas es la mejor opción a la hora de pagar menos por tus créditos, ya que con un solo pago podrás abarcar todos los créditos que tengas.

El ahorro que proporciona la refinanciación de deudas viene motivado por cambiar deudas a corto plazo por un menor endeudamiento a un plazo más amplio. Sin embargo, para poder efectuar una operación de consolidación de deudas con incidencias, una refinanciación de deudas o cancelación de embargos, el cliente debe tener una vivienda en propiedad o  de un familiar

Requisitos

Tener una vivienda en propiedad o bien la posibilidad de hipotecar la de algún familiar, ya que todas las operaciones que se tramitan son mediante créditos hipotecarios.

Ventajas

– Disponer de dinero extra pagando una cuota más baja
– Si bien la deuda permanece durante más años, la carga financiera será menor, siendo muy conveniente para las personas a las que les cuesta llegar a fin de mes.